Síguenos en facebook

sábado, 30 de enero de 2016

CAPÍTULO 39: EL FIN DEL SUEÑO

ETAPA 39: CABRA-SEVILLA

Vuelta a Europa en moto. ETAPA 39 

Distancia total ruta: 169 kms
Tiempo total: 2 horas

Ciudades visitadas: 2
Paradas: 1
Consumo medio:  6,07 l/100

Martes, 30 Julio del 2013, la aventura Euro-Diversion 2013 toca a su fin. En el último día partimos de Cabra, centro geográfico de Andalucía y lugar natal de mi madre. Con gran pesar hacemos las maletas, cargamos nuestras cosas por última vez en el Falco Stradale y ponemos rumbo a Sevilla. Esta etapa se convierte en una etapa de despedida: el último café, el último repostaje, la última vez que te pones el traje..., después de 39 días, 20 países y más de 15295 kms, esta aventura toca a su fin. Cifras que se salen de la escala de la cordura. Los últimos 177 kms que nos separan de Sevilla transcurren muy rápido, tanto que no nos dejan reflexionar de todas las cosas que nos han pasado. Buenas, la mayoría, y malas, pero todas constructivas, aunque han sido tantas experiencias que es difícil condensarlas en imágenes y palabras.

Los últimos kms en los que pasamos por Alcalá de Guadaira se convierten en el preámbulo de nuestra llegada. M Carmen me abraza emocionada, pero no deja de avisarme apretando sus muslos contra mi de los radares que tenemos próximos. Durante 39 días ella se ha convertido en más que una copiloto, una auténtica navegante, siendo un par de ojos que han estado siempre atentos, por si acaso yo no lo estaba. De veras, me quito el sombrero ante su determinación y coraje, cualquiera no se sube una moto en busca de aventuras sino es el que la comanda, ella lo ha hecho, confiando plenamente en mi capacidad y prudencia. Tras esquivar con velocidad adecuada los radares, llegamos a Sevilla y según voy tomando dirección a la Avda. República Argentina de la capital hispalense, en pocos metros nos plantamos ante el monumento de la 1ª Vuelta al Mundo en honor a Juan Sebastian Elcano, que partió desde esta ciudad en 1519 junto con Magallanes, es una aventura épica de la que hemos intentado inspirarmos y contagiarnos de su buenafortuna.  No puedo evitar emocionarme con los recuerdos de nuestra ingente aventura que se acumulan en mi mente. Allí no nos espera ningún comité de bienvenida, pero no importa, nada eclipsa la alegría de este momento.



Una vez llegados a la Plaza Cuba, después de 15000 kms de travesía, 20 países y 39 días de aventura llega el momento de reflexionar sobre los logros conseguidos.






Esta aventura no hubiera sido posible sin la inestimable ayuda de M Carmen, mi novia, mi navegante, tanto en la vida como en el viaje, siempre ha estado ahi en los peores y en los mejores momentos. La emoción de la conclusión de Euro-Diversion 2013 hace que M Carmen venza su miedo escenico y por fin se decida a hablar a cámara con algunas de sus impresiones del viaje.



Tras unos minutos en el monumento de la vuelta al mundo de la Plaza de Cuba, llega el momento de recoger los bartulos y poner rumbo final a nuestra casa de Palomares del Rio, vedadero final de nuestro viaje. Va siendo hora de descansar y reponer fuerzar para el día de mañana. Mi novia, ha tenido suerte, no tiene que trabajar, pero yo si tengo que hacerlo, sinceramente, va a ser duro volver al tajo con la excitación de esta aventura. Pero antes, resistiendome, quizá, un poco al fin de este bonito sueño, y volver a la cruda realidad de la rutina, decido hacer un video con mis reflexiones finales. De todas formas, creo que es imposible que en un video de 3 minutos o en un escrito de 3000 palabras se pueda resumir los sentimientos que vienen a mi mente. Parece increíble todo lo que hemos vivido en estos intensos 39 días: Las noches blancas de Escandinavia, cruzar Laponia en solitario, la ventosa Dinamarca, subir hasta Nordkapp, los interminables bosques suecos, los mil lagos fineses, la heroica subida al Stelvio, los Alpes italianos, son todos momentos memorables que se perderían como lágrimas en la lluvia, sino fuera por las fotos y videos que hemos captado durante este viaje.



Puente del V Centenario
Después de 15 minutos de protocolaria travesía, pasando con cautela por el Puente del V Centenario (¿Se puede saber quien ha ideado un puente de 5 carriles?), llegamos a Palomares del Rio. Al arrivar al pueblo, nos damos cuenta de que en el tiempo que hemos estado fuera nuestro casero ha pintado la fachada entera, una buena noticia, ya que la humedad estaba empezando a hacer mella en ella. Paro mi moto, mi novia se baja y me abre la puerta del patio de nuestra casa. Contengo la respiración durante unos interminables segundos, meto primera, acelero para entrar en nuestro domicilio, y una vez dentro, pongo punto muerto y apago la moto, por última vez en esta aventura . En ese instante, un gran silencio se cierne sobre el ambiente, parece, por un instante que volvemos de una salida de fin de semana, pero ¡no! volvemos de dar la vuelta a Europa en Moto. Lanzo una última vista rápida a nuestro cuentakilometros para ver que hemos llegado a 93351 kms, nada más y nada menos que 15295 kms de aventura. A los que hay que sumar los 412 kms del Prólogo de ida y vuelta que hicimos a Tarifa, punto más al sur de Europa. En Total: 15707 kms de Euro-Diversion 2013.


- ¡¡¡¡LO HEMOS CONSEGUIDO!!!!!!- grito con energia mientras me bajo de mi montura
A continuación, presa de una alegría desbocada me fundo con M Carmen en un emotivo abrazo y le planto un beso de campeonato.
- Gracias, gracias, de corazón, por ayudarme a completar este sueño, sin ti no hubiera sido posible - le digo intentando contener las lágrimas, ella también tiene los ojos humedecidos, nos miramos y sonreimos a la vez, recordando lo vivido.
- Perdona si alguna vez he sido brusca contigo, pero es que ha habido momentos en que lo he pasado muy mal y pasado miedo - me confiesa mientras la abrazo. Para ella ha sido un gran reto físico y mental que sin duda ha superado con nota. No es nada fácil ser copiloto de una aventura tan larga, el viaje a menudo es aburrido y poner tu vida en las manos de otra persona tampoco es fácil. Incluso yo, amante declarado de las dos ruedad, he pasado momentos de hastío y en el que hubiera deseado volver a casa en avión. Pero ninguno de los dos somos personas que se rindan facilmente, al contrario, en este viaje hemos aprendido a enfrentarnos con valentía y decisión ante las dificultades del camino. Hemos pasado mil y una penurias, pero finalmente estamos aquí vivos y contentos de haber planeado y terminado esta aventura juntos. En estos momentos no puedo ser más feliz.

Para mi Euro-Diversion 2013 ha sido más que un viaje, más que una aventura, más que un desafio, ha sido una metáfora de la vida. En nuestra aventura, como en la vida, siempre hemos tenido que seguir un camino, lleno de dificultades, pero de las que siempre hemos salido airosos con la positividad como única receta. Nos hemos perdido, si, pero preguntando siempre se llega a Roma, ¿verdad? y es que detrás de un gran hombre siempre hay una gran marcandote la ruta a seguir por el intercomunicador. Nos hemos caído, pero lo más importante de caerse siempre es levantarse. Hemos conocido a mucha gente en este viaje, gente que es posible no volvamos a ver nunca más pero que, sin duda, durante un instante de nuestra vida se hizo inolvidable. Hemos aprendido, sino lo sabiamos ya, que lo que merece la pena se consigue con esfuerzo y que las cosas más pequeñas pueden tener más valor que las grandes. Del viaje, sin duda, regreso algo más sabio y cambiado, ya no soy aquel Rafael de hace 39 días, ahora soy una persona para la que la palabra "imposible" no existe en sus vocabulario.

Y en toda aventura, como en la vida, siempre es necesario un compañero, yo le he encontrado en mi pareja, M Carmen, que ha sabido soportar con estoicismo los rigores de una aventura de este calibre. De todo de lo que hemos vivido, me quedo con el final y con su frase al poco de bajarse de la moto: "Yo repetiría". Yo no se vosotros, pero a partir de ahora, siempre tendré los estribos traseros de mi moto desplegados, prestos para que mi novia me acompañe en otra gran aventura del Falco Stradale. Recordad: "Nunca desistaís de un sueño, no hay nada imposible".